Mejora tu autoestima


autoestima

 

Nada ni nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. Trabajar la autoestima, esa imagen que tienes de ti mismo, es la clave para cualquier cambio que desees realizar en tu vida.

Muchos de mis clientes empiezan un proceso de coaching con la finalidad de aumentar su autoestima. Se dan cuenta que es el primer paso para poder conseguir las metas que quieran en su vida.

 

Se habla mucho de autoestima, ¿pero qué es en realidad?

 

Se trata de una relación que vas construyendo con tu “yo” a lo largo de los años y determina tu valía y el aprecio que te tienes. Es el cómo te sientes con tus actitudes, comportamientos, habilidades, logros y fracasos.

Cuando el nivel de exigencia contigo mismo hace que no valores los logros que has alcanzado, suele generar una sensación de infelicidad que te acaba limitando como persona.

Habitualmente en vez de aceptarte tal y como eres te exiges ser como crees que debes ser o como los demás quieren que seas, intentando satisfacer sus expectativas. Esto hace que se produzca un conflicto en tu interior porque sometes la imagen que tienes de tí a través de la visión de los demás.

 

¿Cómo se forma?

 

La desarrollas a lo largo de tu vida, pero los periodos de la niñez y la adolescencia pueden marcar que tipo de “autoconcepto” tienes de ti mismo.

Si has “construido tu YO” basado en los logros a la espera de la aceptación externa (padres, maestros, amigos…) y no en lo que eres en realidad, seguramente tu nivel de autoestima dependerá siempre de los demás.

 

  • Si tus padres eran poco afectuosos, puede que hayas interiorizado que no eres merecedor de afecto. O por el contrario, si tus padres te han sobreprotegido, sin darse cuenta, te privaban de la posibilidad de que tu mismo desarrollaras tus propias herramientas para enfrentarte a los problemas de la vida

 

  • Si tus figuras de autoridad colocaban sobre ti unas expectativas y solo te decían lo que hacías mal, es probable que hayas instalado esa creencia y siempres “crees” que no eres lo suficientemente bueno.

 

  • Haber tenido dificultades en el aprendizaje o haber sido víctima de abusos o violencia, afecta profundamente a la imagen que tendrás de ti mismo a lo largo de tu vida.

 

Por estos y otros motivos, es fundamental revisar qué sistema de creencias arrastras contigo.

 

  Es en ese castillo que has ido construyendo donde encontraremos la llave para poder cambiar.

 

¿Cómo puedo saber si tengo baja la autoestima?

 

  • No confías en tus capacidades
  • Tienes miedo al fracaso y a los cambios
  • Necesitas la aprobación de los demás para sentirte bien.
  • A “tus defectos” le das una importancia desmesurada.
  • No te aceptas tal y como eres.
  • Tu nivel de perfeccionismo hace que tus logros sean invisibles y parezca que nunca es suficiente.
  • Dejas de expresar tus emociones por miedo a ser rechazado por los demás
  • Te cuesta mucho decir NO
  • Te sientes culpable cuando cometes errores y eso no te lo perdonas
  • Siempre estas comparándote con los demás o sientes que eres menos que ellos
  • Cuando alguien te lanza una “crítica” lo interiorizas como un ataque.

 

Tras ver este panorama, a veces, tan desolador tengo una muy buena noticia para tí y es ¡que tiene solución!

Que hayas tenido siempre un nivel bajo de autoestima y éste te haya detenido cientos de veces, no significa que esto no pueda cambiar.

 

¿Cómo trabajar la autoestima?

 

La mayoría de los clientes detectan que tienen la autoestima baja pero no saben porqué. Por ese motivo, mi método se basa en detectar y transformar todas esas creencias inconscientes que te están limitando, creando conflicto y que no te permiten ser tu.

Entenderás porque se formaron esas “imágenes de ti mismo” y las transformaremos en otras que te potencien.

 

¿Qué lograrás?

 

  • Superar la ansiedad y los miedos
  • Generar más seguridad en ti mismo
  • Cambiar hábitos que te están limitando
  • Aumentar la confianza en ti mismo
  • Detectar, entender y aceptar tus emociones
  • Relacionarte con los demás de una manera más asertiva y dejar de estar a la defensiva.
  • Desaprender y volver a aprender la manera en la que te hablas.

 

  Al desarrollar una autoestima sana, aprenderás a plantearte objetivos y dibujar el camino para alcanzarlo  

 

Si quieres que trabajemos tu autoestima para que consigas aquello que quieres o deseas, pincha aquí